relato

Desvanecer

Muchos de aquí no me conocen, me llamo Nuria y tengo 20 años, estoy independizada con mi novio en un pueblo lejos de nuestros allegados, a causa de mis estudios.

Después de meses sin ver a nuestros amigos y familiares, conseguimos ir por las fiestas del pueblo.

Me lo pasé genial, vi una peli con mi madre, por la noche me fui con mi pareja y mis amigos a cenar, y después de eso iríamos a la barraca. Me reencontré con muchos colegas que no veía desde hace años, supongo que eso es lo que tiene que sea la fiesta más importante del pueblo, que te encuentras con todo el mundo.

A la mañana siguiente mi madre me despertó para despedirse de mí, ya que ella se iba a trabajar y nosotros volvíamos a casa. “Que no se te olvide la comida del congelador que te he preparado” mi madre, como siempre, tan atenta. Sobre las 11 me vestí, desayunamos, cogimos las cosas y nos fuimos a casa de mi suegra. Cogimos a nuestro perrito de casa de mis suegros, que lo habíamos dejado allí para poder irnos con nuestros amigos. Nos despedimos de su familia. Justo cerrando la puerta de abajo se escucha a su madre “Llevad cuidado, cuando lleguéis mandadme un mensaje para saber que habéis llegado bien”.

Aún se podía vislumbrar en la calle gente tocada de la noche de anterior, botellas de alcohol y todo tipo de plásticos.

Cogimos el coche, eso es lo último que recuerdo, “mandadme un mensaje cuando lleguéis” , aún no se lo he podido mandar y creo que nunca podré.

Nunca penséis “yo controlo” porque no solo depende de ti, no estás solo en la carretera.

¿Os gusta? COMENTAD ❤️

historia, relato

Reencuentro con el miedo

Miraba por la ventana esperando tu regreso, la tarde se me había hecho eterna, ya era de noche y seguías sin llegar, no contestabas… Ya no sabía cuanto tiempo te llevaba esperando, te hice la cena pero se enfrió.

Mis ojos ya se cerraban,estaba mirando mi serie favorita para no dormirme y justo cuando mi cuerpo no aguantaba más apareciste por la puerta, borracho,a duras penas te mantenías en pie.

Ya hacía un año que no bebías, hace ya un año que dejaste ese mundo para estar conmigo y con tu hija. Te pregunté como habías vuelto y me dijiste que en tu coche. Intenté hacerme la fuerte y no llorar, pero un bombardeo de recuerdos me vinieron a la cabeza, recordé que cada vez que te ibas con los del trabajo volvías borracho,recuerdo el miedo que pasaba al pensar que te podría perder, el mismo miedo que siento ahora. Pensaba que todo lo malo había pasado, que por fin seríamos felices pero al parecer tus promesas son pasajeras, ¿Cuántas veces he creído tus mentiras teniendo la esperanza de que algún día se hagan realidad? Estoy muy cansada de esta situación pero no puedo dejar de amarte. La cuestión es hasta que punto te importa tu trabajo,hasta que punto te importa tu familia, hasta que punto te importo yo…

Esta historia es la charla que le da una mujer a su marido por la mañana después de haber llegado en la noche super borracho.

COMENTA SI TE HA GUSTADO Y COMPARTE CON TUS AMIGOS