historia, relato

Discurso de una marginada

Todos, alguna vez en nuestra vida, nos hemos sentido desplazados, puede ser en nuestra infancia, juventud,en nuestro ámbito laboral o en nuestro ámbito estudiantil o incluso en nuestra propia familia. La mayoría de las personas tienden a despreciar todo aquello que sale de su concepto de normal.

Pero ¿qué es la normalidad? Según Nietzsche, simplemente sería un concepto inventado por el hombre para convivir en sociedad; los conceptos fueron creados para relacionarnos con otros hombres y evitar una “guerra de todos contra todos” eso no significa que la gente no desprecie a otras personas. Todos los conceptos deberían de ser algo positivo en la sociedad; una manera de acercarnos, de entendernos los unos a los otros. Pero en el caso de concepto de normalidad, ¿por qué no es así? En general, la normalidad es neutral, está bien o mal según la situación que le atribuyamos, pero si hablamos en el ámbito social, las personas somos crueles, juzgamos todo aquello que no vemos normal, que es diferente a nosotros.

Según la RAE la palabra “normal” es todo aquello que se ajusta a cierta norma o a características habituales o corrientes, sin exceder ni adolecer(sufrir cierto defecto, carencia o vicio). Este concepto se puede utilizar en muchos aspectos, pero no se debería utilizar en la sociedad, ya que cada persona tiene su propia forma de ser y su propio físico, no van a ser menos personas por ser “diferentes” a la hora de vestir, porque le falte cualquier miembro o por comportarse de tal manera.

Se podría seguir utilizando este concepto sin despreciar a los demás,pero tarde o temprano la gente volvería a utilizar lo “no normal” como algo despectivo. Se podría sustituir el concepto de normalidad/normal en el ámbito social por el concepto de aceptación a la singularidad, aceptando las diferencias de los demás.

Pero el problema no es del concepto si no de la educación que tiene cada persona. Al nacer, somos como una hoja en blanco, sin malicia alguna, y nuestras vivencias, nuestro entorno, la educación que recibimos,es lo que forma nuestro carácter, nuestra forma de ser, nuestra manera de vivir en sociedad y de tratar a los demás. Es en los colegios y en nuestra familia donde nos tienen que enseñar a aceptar a cada persona como es, y que todo aquello que es diferente o raro no tiene porque ser malo,si no que se puede aprender cosas nuevas de otras personas.

COMENTAD QUE PENSÁIS Y QUE SOLUCIONES DARÍAIS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s